lunes, julio 28

Regreso

Saludos!!!
Ha pasado un buen tiempo desde el ultimo post, y con él fuego, sangre y agua para lavar heridas; pero este año no acabó aún y por lo tanto surgen una vez más problemas serios que llevan a pensar en la continuidad de las cosas. Hasta que solucione esos líos, pues dejo un poema que escribí en una madrugada de poco frío y de buen blues.


Agua

El mar en la lejanía, transforma los mundos
sus aguas arrastran ansias de oscuridad
y su vacío es una mujer que murmura en torno mío,
como cántaro que lleva una palabra en su sed.

Allí, lejos de mí
estoy entre la niebla y la sangre, desvaneciendo las puertas del anochecer
Mis manos se extendieron, tocando tu débil transitar
y la respuesta no está.

Detrás del cerro
camino entre lobos despedazados
cada aullido es un templo destruido
pero el viento sostendrá nuestro último temor
y todo fluirá al límite eterno del mar

Las horas después de las horas no giran en el sentido de un reloj
se difuminan entre las nubes
para que el vacío sea de los clowns y su música de terciopelo

Publicar un comentario