lunes, abril 18

Las hormigas

Cuando tenía cinco años era dios. Armado con un vaso de agua y una lupa apocalíptica destruía civilizaciones enteras. Los pocos sobrevivientes corrían despavoridos, pero al final eran ahogados en mi saliva.


Cuando tenía cinco años  odiaba la hora de dormir, porque estando acostado, lloraba sin consuelo mientras pensaba que el ojo del todopoderoso me estaba buscando y que su divina mente encontraría la forma más horrible de eliminarme.

Cuando tenía cinco años era dios


Pd.- La fotografía le pertenece a Caryn Drexl
Publicar un comentario