sábado, abril 21

Led Zeppelin III


Allá por octubre del '70 salía a la venta cierto disquito con una particular cita:

"Debe darse crédito a BRON-Y-AUR, una casita de campo en South Snowdonia, por pintar una imagen un tanto olvidada de auténtica completitud que sirvió de incentivo a algunos de estos planteamientos musicales», agosto de 1970."
Se trataba del tercer disco de los Zepp, un disco de ruptura en su corta carrera en ese entonces ya que el mundo esperaba más
Hard-rock demostrado en sus dos anteriores discos. Por mi parte hice caso ciegamente a la crítica de ese entonces y me resistía a comprarlo. No estaba en mis planes el tener un disco "suavecito" de los Zepp, pero el mundo da vueltas y una de esas tardes sucede que se canceló una farra con los amigos (para despedir el semestre, año 06, mala racha, etc) asi es que tenía algunas monedas extra en el bolsillo, vagando por las calles e internandome en el mercado, llegué a la tiendita under quesóloabrelosmiercolesydomingos, ví algunos disquillos raros y deconocidos y entre esos estaba éste: Zepp III.

"A falta de cervezas, bien vendrá esto" pense, y lo que me encontré fue uno de los mejores discos de ésta banda, es tan magnífico y a veces más que el disco IV (o intitulable para los más fanas). El comienzo se da con INMIGRANT SONG y su arrollador martillo vikingo, le sigue FRIENDS, con sus ritmos orientales, hindués es más propio, ppsteriormente viene CELEBRATION DAY, una rolita bien rocker con el sello de la casa dando paso a una piedra angular del disco: SINCE I'VE BEEN LOVING YOU, un blues desgarrador y suicida, la guitarra de Page en todo su esplendor se une a la voz de Robert para nublar al sol primaveral y convertirlo en una noche desdichada, (en medio de la canción se puede oir a Plant dar la intro al sólo de Page: ¡Watch Out!).

Y cuando todo se cae a pedazos, la segunda arremetida viene de la mano de OUT ON THE TILES, con un riff de guitarra y la bateria de Bonham que destroza los timpanos provocando incendiarte y correr por la calles.

Es el tiempo de las acústicas, de este segmento de 5 canciones, las tres primeras son las más destacables: GALLOWS POLE (con Page tocando el banjo esta vez), TANGERINE (una canción para oirla a las 5.50 pm cuando comienza el atardecer)y THAT'S THE WAY ( a mi parecer la mejor de todo el album, con su aire simple y tranquilo reflejando lo que debieron sentir los Zepp en su retiro y vida al aire libre. Una magnifica cancion para oirla a las 6.00 pm cuando el sol es una linea infinita), luego vienen BRON-Y-AUR STOMP y HATS OFF to (ROY) HARPER que si bien tienen lo suyo, no aportan nada nuevo al disco, que con o sin estas 2 últimas, sigue siendo un albúm digno de poder oirlo eternamente.
Publicar un comentario