jueves, febrero 3

Adios Rayas Blancas


Tengo problemas con el tiempo. Llego retrasado a todos los sitios. Los White Stripes  pulverizaban su tiempo con golpes de batería y afilados riffs.  La ciudad está siendo recorrida por elefantes de marfil, ensangrentados. Avanzamos en procesión detrás de ellos. A las nueve, a las doce, a las seis, todo es igual. Corro desesperadamente para tratar de encontrarle un segundo extra al minuto. Finalmente, llego a mi  destino y  mientras soporto las miradas de enojo y  escucho las reprimendas, pienso que, en algún escenario de este planeta, habrá alguna banda de  garaje rock con gotas de blues que llegue tarde al escenario o que cancelen su concierto por lluvia o ansiedad. Decido irme.  Es el fin,  adiós,   primer dolor lúcido. Orquídeas azules nunca más. Y  late el reloj, te juro que late.



Los White Stripes ya no pertenecen a Jack y Meg. Los White Stripes ahora les pertenecen (a Uds.) y pueden hacer con ellos lo que quieran. La belleza del arte y de la música radica en que puede durar para siempre si la gente así lo quiere. Gracias por compartir esta experiencia. Su participación no será olvidada, estamos sinceramente agradecidos" 

http://www.ellibrepensador.com/2011/02/14/adios-rayas-blancas/ 

http://www.opinion.com.bo/opinion/ramona/2011/0213/suplementos.php?id=158 
Publicar un comentario