martes, julio 31

Años Luz


Detener por un momento la música, dejar de leer los cómics y los libros, no encender el próximo cigarrillo, dejar de caminar y pensar por un momento ¿A dónde va esto?

Hace algunas semanas atrás se fue alguien muy importante para mí, aún no entiendo las razones y, lo que es peor, me tomará una vida entenderlas. Una vida y más. Muchas veces giramos sobre nuestro círculo de rutina, quejándonos de la monotonía, hasta que de repente el mundo estalla y te conviertes en un punto, ya no puedes trazar ruta alguna. Eres el centro de algo que ya no existe. 

No parece justo simplemente desaparecer ¿a dónde vamos cuando este juego se acaba? Quisiera creer que a algún lugar mejor, pero no creo que exista tal cosa; si no estás rodeado de las personas que quisiste ¿ese lugar podría ser mejor que éste? 

Quizás no  vamos a ningún lugar, simplemente nos detenemos para siempre,  y todo lo que fuimos quedará en el recuerdo de los amigos y familiares, hasta que éstos también nos olviden y nos volvamos cada vez más difusos, como en esas fotografías en la que sólo se pueden distinguir las siluetas.

Donde quiera que estés, ten la seguridad de que todo lo que hiciste valió la pena. Buen viaje, buena vida

Y mientras escribo este post, habrá alguien en un taxi, con la cabeza recostada en el asiento cerrando los ojos mientras escucha el sonido de las ambulancias que quedan atrás. 
Publicar un comentario