miércoles, septiembre 18

Bar 3

En el despacho de Dios, te lo encontrarás con un puro en la mano y un revólver en la otra.
-Jódete- te dirá, mientras tira del gatillo. No se debe interrumpir al jefe mientras duerme.

Rescatar a un cigarrillo de sus cenizas será mi acto de caridad esta noche. Agarrarlo con las uñas antes que se encuentre con sus predecesores.

En la pantalla, aparece el video no-censurado de ese tipo que bailó con Miley Cirus en los premios Mtv hace algunas semanas. ¿Cómo se llamaba? No importa, no tiene porqué importar. Está rodeado de mujeres semi-desnudas que bailan a su alrededor y él como si nada; cuando llegue a casa bajaré el video de Youtube y me quedaré viéndolo hasta las tres de la mañana.

Se supone que debo pensar que yo podría ser ese hombre. Elegante y casual. Soy el tipo que no puede pagarse una modelo cruceña de 500 dólares, o de 230, o  de 50. No tengo ni para el taxi. Necesito un aumento.
Publicar un comentario