lunes, mayo 29

Cementerio Club #3



Se inicia un nuevo ciclo en el blog debido entre muchas razones a la poca paciencia para elaborar reseñas y la capacidad nula para escribir cuentos, mucho menos poemas. Es así que el staff de marketing en una de sus habituales reuniones de viernes que nunca llegaban a nada, tuvo la idea de elaborar un playlist para matar el rato mientras jugaban al pool.   

Cementerio Club tiene este esbozo de plan:
  • Una playlist semanal, que se dividirá en dos partes: trenzado y cabos sueltos. El primero consistirá en artistas unidos por alguna circunstancia o influencia común y el segundo es random puro, un homenaje a la aleatoriedad.
  • La confección de la playlist dependerá de lo que el departamento de redacción vaya oyendo en la semana. Si se le da por obsesionarse con una sola canción en ese lapso de tiempo, sonamos todos. El departamento de redacción es el cáncer de este blog.
  • Se intentará elaborar un post por cada playlist; pero lo más probable eso no ocurra tan seguido.
  • A veces la playlist cambiará de nombre pero la guía es la numeración.
  • Te amo The Strongest.
Invisible Natural - Cementerio Club.

Playlist#3

El Trenzado
El detonador de este número viene dado por una banda ya mítica del rock brasileño, Os Mutantes, que abren la playlist con dos canciones pertenecientes a su segundo álbum llamado simplemente Mutantes. La música de este grupo es psicodelia cáustica, dura y sin concesiones; en este disco se pueden oír arpas, theremin, trompetas, voces pasadas a distinta velocidad entre muchas distorsiones más. Mutantes suena chirriante en su primera oída sin demasiada melodía, como el momento más lisérgico de un viaje donde lo único a lo que te puedes aferrar es a la confusión; sin embargo en todo el mar de ácido empiezan a aparecer perlitas; Fuga Nº11 y Día 36. El primero con un arpegio de guitarra de raíces bossa nova y la voz de Rita Lee dulce y cálida que habla de irse de casa, quizás por eso la inclusión del arpa en medio de la canción a modo She's leaving home de los Beatles. El segundo tema con la voz de Arnaldo distorsionada, logra un efecto de ralentización  que dota de un tono lúgubre a la canción que comienza con un "Olvida y no pienses más" y sirve de invitación a ese mundo que los Mutantes iban creando en base a la experimentación y al dejarse llevar por su instinto psicodélico salvaje.

Hablar de los mutantes, es también hablar de Gilberto Gil y Caetano Veloso ya que fueron compañeros de giras además de pertenecer al movimiento tropicalista, piedra fundamental del rock sudamericano, colaborando todos en Tropicália ou Panis et Circensis. Nota: Hubiera sido una fácil elección para la playlist hablar del mencionado álbum por lo que se decidió optar  Mutantes debido al simple hecho de que es un disco Mutante puro y además que nos gusta hacernos la vida a cuadritos.


En el caso de Gilberto el álbum elegido es Gilberto Gil 1971 compuesto enteramente en Londres dado su exilio, uno muy productivo en términos musicales (solo en ese término) ya que le permitió sacarse de la manga un disco fabuloso, alejado de la psicodelia y del blues rock imperante en inglaterra ya que el álbum tiene un aura intimista; pese a ello las canciones elegidas son Mamma y la otra es un cover a Blind Faith, Can't Find My Way Home entonces ¿Gilberto fue o no influido por su entorno? Sí y no, ya que la versión del brasileño está muy lejana a la electricidad de Clapton-Winwood; es acústica pura. La lejanía del hogar está plenamente expresada. 


Otro que estaba exiliado y quería regresar a casa lo antes posible era Caetano Veloso, pero que en su fructífera estadía en Londres participó en el festival de la isla de Wight 1970 con el cabello ensortijado y acompañado por un grupo de hippies que se retorcían, mientras el bahiano se colgaba la de palo y rasgaba los acordes de Shoot me dead ¿quién le hace las palmas y le acomoda el micrófono? No es otro que Gilberto Gil, compañeros de armas sí los hay.

El álbum que entra en esta playlist es Tranza, que debe y tiene que ser considerado como el mejor disco de la década de los 70's un escalón por encima de catedrales como  Dark side of the moon de los floyd o  Berlín de Lou Reed. Es que Tranza es único: es el exilio, el tropicalismo ya lejano, Londres y el reggae. Este es el disco donde todo lo que hace Caetano se convierte en oro. Algún día haré un reseña en exclusiva sobre este disco. Las canciones elegidas son You don't know me -especial la atención a la batería, errática y en ascenso- y Nine out of ten donde el reggae es por primera vez mencionada en una canción y rasgueada en el inicio, aquí especial atención a la guitarra eléctrica que va dibujando un punteo que acompaña y envuelve cálidamente a la voz de Veloso. 

Con semejantes predecesores, el sucesor tenía que estar a la altura de las circunstancias y es nada menos que Beck, fan confeso de los Mutantes y del tropicalismo en sí, que a manera de guiño y amor incondicional publica Mutations, un disco considerado ecléctico por la crítica. Habría que preguntarse cuándo Beck ha trazado una sola ruta en su dirección musical. Nunca. Lo suyo ha sido elaborar sus propias reglas y debido a ello cada disco guarda mucha distancia con su antecesor. La canción elegida para esta ocasión es Nobody's fault by my own, lo que vendría a ser una propuesta mucho más armónica y triste en relación a los brasileños. Como si a los Mutantes se les hubiera acabado el LSD y solo les quedara café destilado, una guitarra, un sitar y un chelo. Ah otro fan de los mutantes era Kurt Cobain. No viene al caso pero se lo anota igual.

Cabos Sueltos   

Los cabos sueltos tienen mucho que ver con lo que era la idea original de la playlist, que apuntaba al rock argentino. Igual este concepto podría hilarse en la concepción de rock sudamericano con la trilogía brasilera expuesta líneas arriba, pero hubiera sido un tiro fácil. Preferimos no hacerlo, solo recordaremos que Maradona es más grande que Pelé.

En 1970 Almendra tenía planeado publicar una ópera rock de la cual sólo quedaron retazos que vendrían a conformar el segundo disco que se llamó escuetamente Almendra II. Se nota que la inspiración no estaba en su mejor momento al interior de la banda. Pese a ello, pese que a Spinetta se le soltó el fusible y andaba errático e inexplicable; pese al desgano que sentían los demás por no poder ir en la dirección que Luis planteaba (que no era ninguna); pese a la fama, el estrellato y a la muchacha ojos de papel; la banda aún tenía cartas bajo la manga. Si bien el segundo disco es muy disperso a ratos (la composición está repartida entre Edelmiro y Luis) la banda tiene momentos de esplendor absoluto, uno de ellos es Para ir, último tema de la primera parte. En esta canción Spinetta hace gala de su poesía con mínimo acompañamiento de la banda, como si ésta estuviera afinando sus guitarras mientras Luis canta "Siéntate a ver el día". Cabe añadir que está canción está dedicada a Cristina Bustamante, la original muchacha ojos de papel. Años después Spinetta también le dedicaría otra, Blues de Cris, que es la antítesis de la original y sirve como un buen contraste para enseñar que sí se deben escribir canciones para alguien, siempre y cuando se anote sobre el inicio y el final de la relación; sobre todo si el final es un blues eléctrico cargado de un riff poderoso y pesado; pero esa es otra historia. Ahora nos quedamos con Para ir.

El último cable suelto tiene que ver con la playlist #2 que estaba dedicada casi en su totalidad a Chris Cornell. En esta semana mucho se se ha hablado del mutismo de Eddie Vedder al respecto. Cero tweets, cero I like, ningún compartir. Es mucha indiferencia para estos tiempos de redes sociales, sumado al hecho de su inasistencia al velorio, mucha gente se cuestionaba la actitud del líder de Pearl Jam, es por eso que los ojos y oídos estuvieron pendientes de la primera parada de su gira solista en Amsterdam. Allí Vedder tampoco mencionó a su otrora compañero, pero la lista de canciones interpretadas es el mensaje que queda, todas hablando sobre la pérdida y el dolor. No hace falta decir más salvo que una de las canciones interpretadas fue Without you con la que cerramos el playlist. Te queremos Chris. 

Las anteriores playlists las encuentras aquí:


Cementerio Club #1

Year of the Horse #2


Publicar un comentario