jueves, septiembre 20

Charly, destruccion y caos







El pasado 28 de agosto, el dios del rock and roll sudamericano (y tal vez de todo el mundo ya que el rock por estos tiempos anda de capa caída), el hombre del bigote bicolor volvió a los escenarios, el motivo: la presentación de su aún no editado y ya mítico disco Kill Gill, el lugar: la trastienda (un boliche de por ahí). Con el titulo sugerente de "olvidate del rock nacional" se dio inicio a una serie de conciertos a lo largo de la semana por parte de Charly que junto a The prostitution, su banda de apoyo, presentó algunos temas antiguos e inéditos que formaran parte del nuevo disco.



El Regreso

El primer día de los recitales, todo salió a pedir de boca, una chica garabateando Kill Gill acto final en un celofán que separaba a la banda del público y un García en plena forma con una actitud 100% rock (terminando desnudo en la primera parte del concierto, arrojándose al público al final de la noche), en resumidas cuentas dio uno de sus mejores conciertos en mucho tiempo, tocando temas como No Importa y Los fantasmas (sencillos del próximo disco) y los ya clásicos Demoliendo Hoteles, Vicio, Eiti Leda. Atrás parecían haber quedado los tristes episodios de amagos de conciertos, todo hacía presagiar una semana de buen rock and roll.



Caos y Destrucción



El último día de los recitales fue cancelado por los dueños de la trastienda, el motivo: los incidentes acontecidos la noche anterior donde Charly fue golpeado por uno de los guardias de seguridad del boliche ya que el astro del rock quiso tocar nuevamente después de haber concluido su recital. Voy a seguir toda la noche. Voy a tocar 24 horas. Quiero hacer historia fueron los comentarios que no dejaron muy contentos a los dueños del boliche, discusiones, golpes y Charly ensangrentado fueron los resultados de la noche.

Al día siguiente cuando volvió al lugar para su ultima presentación se encontró con que este estaba cerrado y la actuación cancelada, puteó contra el local "A este lugar, loco, lo tienen que demoler. ¡La Trastienda, un sucucho!" y arengó a sus fieles para el contraataque "Yo no hago denuncia, no soy un botón, pero mi ejército... ¡Rompan todo!". Volvió a su limousine y se perdió en las tristes calles de Buenos Aires.


Aún no hay una fecha oficial para la salida del ansiado disco y así como van las cosas tampoco creo que haya boliche para una próxima presentación, pero conociendo a Mr García, sé que volverá a aparecer así de la nada emergiendo entre la oscuridad y tristeza de las calles de porteñas.


Publicar un comentario